Vita 34, matriz de Secuvita, reúne por su 20 aniversario a expertos mundiales en células madre

En Secuvita estamos de celebración. Vita 34, grupo al que pertenecemos, ha cumplido sus primeros 20 años de actividad.

Actualmente es el banco más grande y con mayor experiencia de Alemania y uno de los dos primeros en Europa. Cuenta con 150.000 muestras de células madre de cordón umbilical de 29 países en todo el mundo y suma un total de 30 trasplantes realizados con éxito.

Con motivo del 20 aniversario, Vita 34 reunió en Leizpig, Alemania, a un gran número de obstetras, hematólogos y oncólogos pediátricos que asistieron a las ponencias de tres reconocidos expertos en células madre, entre ellos la profesora Dra. Joanne Kurtzberg, de la Universidad de Duke en Carolina del Norte. Kutzberg, pionera en la investigación y aplicación de células madre de sangre del cordón umbilical y especialista en trasplante pediátrico de médula ósea y de sangre de cordón umbilical.

La Dra. Kurtzberg, referente mundial en el uso terapéutico de células madre para tratar el daño cerebral en niños, presentó los últimos avances en terapia celular, y resaltó que las terapias que emplean las células madre de sangre de cordón umbilical muestran resultados muy prometedores en enfermedades para las cuales no existe ningún tratamiento en la actualidad, como encefalopatía isquémica hipóxica (HIE), parálisis cerebral y autismo”. “Los resultados, -señaló -, tras emplear células madre de origen autólogo en bebés y niños con estas enfermedades indican eficacia y viabilidad para su aplicación clínica”.

Por otra parte, la Dra. Mandy Laube, del departamento de Neonatología del Hospital Universitario de Leipzig, detalló que las terapias basadas en células madre mesenquimales (MSC) son potencialmente terapéuticas en aquellas complicaciones pulmonares asociadas a nacimientos prematuros, al reducir la inflamación y la fibrosis pulmonar.

Por su parte, el Dr. Hagen Graf Einsiedel, director médico del departamento de Oncología y Hematología Pediátrica del Hospital Universitario de Leipzig, desarrolló y explicó el caso de un niño que tras sufrir una parálisis cerebral, se sometió a un trasplante autólogo de sangre de cordón umbilical a pesar de las dificultades burocráticas que se encontraron durante todo el proceso. En este sentido, Einsiedel señaló la importancia de facilitar los procedimientos burocráticos para evitar así, que los trasplantes se retrasen y conseguir unos mejores resultados.

El doctor André Gerth, CEO de Vita 34, también afirmó durante el acto que “el alto reconocimiento internacional y el éxito en toda Europa son un incentivo para continuar con nuestra política de investigación” y anunció que “en un futuro el Grupo Vita 34 ofrecerá aplicaciones terapéuticas en medicina regenerativa”.

Uno de los retos de la medicina regenerativa a los que se enfrentar los expertos es la reconstrucción del tejido desgastado, enfermo o destruido. La medicina regenerativa o terapia celular, trabaja con células madre que son multiplicadas en el laboratorio para después implantarlas en el paciente. Son células madre mesenquimales que pueden obtenerse a partir de tejido adiposo, médula ósea y pulpa dental. No obstante la fuente más valiosa y más productiva de células mesenquimales es el tejido del cordón umbilical, pues son las células madre más jóvenes, y su potencial de multiplicación y especialización es mayor que las células obtenidas de la médula ósea o el tejido adiposo.

Las células madre de cordón umbilical ya han demostrado su eficacia en el tratamiento de enfermedades como el cáncer (leucemias, linfomas, mielomas, neuroblastoma), la parálisis cerebral, la anemia aplásica, la diabetes tipo 1, la retinosis pigmentaria o la enfermedad de Crohn.

Incluso los expertos consideran que las opciones de tratamiento crecerán y contribuirán en el tratamiento de enfermedades autoinmunes, daños neurológicos y enfermedades degenerativas como el infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular. Además, no debemos olvidar que en caso de necesitar un trasplante, utilizar células madre propias (autólogas) reduce el riesgo de rechazo frente a la aplicación de células madre externas (alogénicas).

Vita 34, grupo al que pertenecemos, se fundó en 1997 y actualmente es el primer banco privado y el de referencia en Europa, realizando 1 de cada 2 trasplantes con células madre de sangre de cordón conservada en bancos privados. Forma parte del Top Ten Mundial de los mejores bancos de sangre de cordón, según el Instituto BioInformant y ha recibido el galardón “Mejor Empresa Innovadora” en la 23º edición de los Premios Top 100 de Alemania.

En nuestro país, más de 20.000 familias españolas ya han confiando en la calidad, seguridad y garantía de los procedimientos que ofrecemos desde Secuvita. Si quieres más información sobre la conservación de las células madre de cordón umbilical ponte en contacto con nuestro equipo de expertos ahora.

Contacto Secuvita