Un ensayo clínico prueba la eficacia del tratamiento del infarto agudo con células madre cardíacas

Como publica “infosalus.com”, expertos de Cardiología, Cirugía Cardíaca y Radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario de Navarra, y profesionales de Navarrabiomed, han llevado a cabo el primer ensayo clínico en humanos con el fin de comprobar la seguridad y eficacia de la infusión intracoronaria de células madre cardíacas en pacientes que han sufrido un infarto agudo de miocardio.

El estudio comenzó hace un año, y los resultados obtenidos en la primera fase, han mostrado el “significativo potencial” de estas células para reparar y regenerar tejido del corazón afectado, en concreto en los pacientes con mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca y efectos adversos a largo plazo.

El ensayo promovido dentro del marco del proyecto europeo CAREMI, Cardio Repair European Multidisciplinary Initiative, cuenta con la participación de diversos centros hospitalarios de España, Francia y Bélgica.

El Complejo Hospitalario de Navarra, se ha encargado del diseño y desarrollo de este ensayo clínico, además de la selección y recolección de todas las células madres cardíacas administradas en los diferentes centros y la administración en cinco pacientes, que han mostrado una evolución positiva.

Como afirma el cirujano cardíaco Rafael Sádaba, responsable del equipo que ha desarrollado el estudio en Navarra, “el objetivo primario era establecer la seguridad de este tipo de tratamiento y eso se ha conseguido, ya que no ha habido efectos adversos. También se ha demostrado una disminución del riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca en un subgrupo de pacientes que a priori presentaban un peor pronóstico. Son resultados prometedores, que nos permiten seguir adelante con otros estudios”.

Los expertos han administrado células madre directamente en las arterias coronarias a través de un procedimiento parecido a un cateterismo cardíaco. Tras comprobar que el paciente se ha recuperado, y si su evolución clínica así lo permite, el paciente es dado de alta.

El implante de células madre en el tratamiento del infarto agudo de miocardio tiene como fin regenerar el músculo cardíaco dañado tras el tratamiento habitual. Se realiza tras una angioplastia primaria para mejorar así el pronóstico, tanto en reducción de mortalidad como en mantenimiento de la capacidad funcional.

Hasta la fecha, el tratamiento ha mostrado evidencias del potencial cardioreparador e inmunoregulador de estas células madre y no ha generado ningún acontecimiento adverso cardíaco grave.

A diferencia de otros estudios previos, en las que las células madre se extraían de la médula ósea o de tejidos adiposos, en esta ocasión, las células han sido de donantes intervenidos del corazón y se han administrado en la fase aguda del infarto.

Sin duda el estudio supone “un gran paso adelante en el desarrollo de esta forma de tratamiento y permitirá ampliar los recursos disponibles para pacientes de más riesgo”.

El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares se ha encargado de coordinar el proyecto y la empresa biofarmacéutica Tigenix ha liderado el desarrollo técnico y logístico del ensayo y su evaluación preclínica.

Actualmente son muchas las enfermedades que pueden tratarse con células madre. Si deseas más información sobre la conservación de células madre ponte en contacto con nuestros expertos.

Contacto Secuvita

 

 

Fuente e información: http://bit.ly/tratamiento-infarto